Redes para escuelas

Redes de ordenadores compuestas de al menos un servidor y un cliente. Todas las redes proporcionan los siguientes servicios:

Redes multiplataforma Se trata de redes compuestas de ordenadores clientes corriendo Windows, MacOS y Unix, simultáneamente. La red ofrece servicios unificados para los tres tipos de sistemas operativos, lo que permite disponer, por lo que se refiere a servicios de red, de un único entorno de trabajo unificado.

Puede descargar un folleto informativo (en catalán) para escuelas de arte que también vale para otras escuelas que requieran redes multiplataforma.

Redes de bajo costo A la hora de montar una red de ordenadores, lo que suele costar más dinero son los ordenadores clientes. Las redes de bajo costo son redes que utilizan ordenadores clientes baratos de segunda mano.

En este tipo de redes los programas no se ejecutan en los ordenadores clientes, sino que todos los programas se ejecutan en el servidor. Por supuesto, el servidor debe ser un ordenador bastante potente, pero es sólo uno.

Los ordenadores clientes se limitan a controlar teclado, ratón, pantalla y sonido, por lo que se pueden usar ordenadores de segunda mano con varios años de antigüedad sin que se note un deterioro en la velocidad de funcionamiento.

Con este sistema se pueden montar redes de ordenadores por una fracción del precio que requeriría una instalación con ordenadores nuevos.

Además, las redes de este tipo pueden ser autoinstalables.

Redes autoinstalables Se trata de redes en las que la instalación del software en los ordenadores clientes se realiza de forma 100% automatizada, bajo control del servidor.

Normalmente se requiere la instalación y configuración de un único ordenador de referencia. El resto de ordenadores se configurarán automáticamente tomando como modelo dicho ordenador de referencia.

Se pueden tener varios ordenadores de referencia.

La instalación de un ordenador cliente se puede realizar una sola vez, la primera vez que se utiliza, o se puede reinstalar el software desde cero cada vez que se arranca el ordenador.